Estas aquì para ser feliz. El aceptar vivir con VIH…

A mis veintitrès años, solía ser un chico normal, aunque en estos tiempos que vivimos dificilmente se puede encontrar el significado correcto para algo “normal”. En fin, tenía una carrera exitosa, una familia amorosa, amigos que me querìan y me apoyaban: un futuro brillante.

Entonces lo conocí.

El era un chico brillante, un Ingeniero exitoso, una persona llena de vida. Encontramos demasiados puntos en común a pesar de vivir en Ciudades diferentes. Lo que inició como una linda amistad con el paso de las semanas se fue tornando en algo distinto. Desarrolle sentimientos hacie él. “Como es posible que desarrolle sentimientos hacia un chico?” Me preguntaba en aquellos meses del ayer.

Mi madre y yo tenemos una frase que ha regido nuestras vidas y lo seguirá haciendo por toda la eternidad: “Estas aquí para ser feliz”. Así que hice uso de esa frase cuando me di cuenta de lo que sentía pr él. “Yo estoy aqui para ser feliz, soy una persona fiel, veo lo mismo en él, quiero que el también sea feliz” Con esto en mente di el paso adelante y después de hablar con él y tratar el tema, descubrí que el sentimiento era mutuo. Iniciamos una relación.

No te hablaré de esa relación. No es para lo que estoy aquí. Solo te dire que fueron los quince meses mas hermosos de mi vida, en los que me conocí a mi mismo, maduré y en verdad fui feliz. En el transcurso de esos meses mis amigos y mi familia se fueron enterando y recibí buenas cosas y apoyo de parte de ellos. Despuès de todo “cosas buenas para la gente de buen corazón”.

No todo fue felicidad.

Un examén de rutina unos meses después acabó con todo. En ese examen, mi pareja, de veintidós años recién cumplidos. Descubrió que padecia el Virus de Inmunodeficiencia Humana VIH… Su vida se destrozó. Yo solo sonreí en silencio y le di mi apoyo, aun cuando ya un par de veces había tenido relaciones sexuales con él. Yo necesitaba ayudarlo a él.

Tras muchas platicas me confesó que hacía años tuvo uno de esos malos caminos que a veces se te ponen en la vida, y jamás supo que durante todos esos años fue seropositivo, pues no exprimento jamás sìntomas, a  excepción de una tos frecuente que el creía manifestar como bronquios y algunos malestares estomacales.

Entonces todo comenzó, en los próximos dos meses, ahora que el sabia lo que tenía y la culpa que cargaba de siquiera imaginar que yo tenía el mismo mal, empezó a  decaer. Es sorprendente como lo que no sabes no te afecta pero una ve sabiendolo, la deblidad de tu mente se encarga de destruirte. Mi pareja murió dos meses después, mezcla del rechazo por parte de su familia al enterarse de la noticia y al culpabilidad que sentía de haberme hecho eso. En verdad siempre fue un buen chico…

Un día después del funeral, en el que me despedí lo extrañe y lo vi con llanto, acudi a realizarme los debidos examenes, cuyos resultados llegaron semanas después y solo vinieron a comprobar lo que yo ya sentìa. Era cero positivo. En lugar de destrozarme, sonreí, agradecí a  los doctores que me atendieron, y ese mismo dia lo hable con mi madre y con los padres de mi pareja. Empeze a informarme de todo y siempre con esa felicidad que me caracteriza. Hoy se cumplen tres meses desde que vi a mi amor partir y comprobé lo que tenía, y mira! sigo aquí con una sonrisa.

Estas aqui para ser feliz jamás olvides eso, aprende a vivir con lo que tienes, no lo cuestiones pues ya ha sucedido, y no pierdas jamás tu tiempo culpandote o buscando una exlpicaciòn. Solo dios y tu saben porque sucedió, y si tu lo desconoces, dios siempre lo sabrá y te apoyará, ten fe en eso. No pierdas tu tiempo con cosas triviales, que de eso ya esta lleno este mundo. Yo en lo personal vi este suceso como una señal, una señal paa poder ser feliz y vivir a mis anchas. Después de todo, nosotros que portamos esta marca sabemos que nos iremos, no sabemos cuando, pero sabmeos que ya tenemos asegurado nuestro partir, por lo mismo somos nosotros quienes sabremos como prepararnos y vivir antes de ese partir. Si nosotros no nos ayudamos, nadie más lo harà.

Me da tristeza recordar como mi pareja decayó con tanta facilidad no obstante haber estado yo ahi para apoyarlo. Ahora no está conmigo, pero tengo a mi familia y un muy selecto grupo de mis mejores amigos que me recuerdan día a día que estan conmigo y que jamás me dejaran solo. Quizas pienes es es algo ridiculo actuar así, o que no tiene caso, o que no se nada pues solo tengo unos meses viviendo con eso. Por eso te dije mi frase en un principio, tu estas aqui para ser feliz, y si la felicidad es lo que me trajo al momento en el que ahora estoy, solo he de recordar para que estoy.. y ya que se la respuesta, simplemente ser feliz…

Y a luchar se ha dicho!

Gracias

Advertisements
Posted in Uncategorized | Leave a comment

Hello world!

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!

Posted in Uncategorized | 1 Comment